votar

2013-07-22

86.400 veces al día.


Pasan los tiempos sin retorno,
 tiempos concebidos 
para juntos ser vividos, juntos ser llorados 
y juntos superarlos.
Pasan estos días, al galope montados sobre bravos corceles negros, 
alejándose para siempre en las hojas de un calendario amargo,
 de papel rasgado,
un calendario de hojas perennes, que se niegan a caer, por si acaso aún apareces.
Qué más da el galopar de los días...?

LOS CABALLOS DE  AQUILES.

Sentado, en lo alto de mí mismo, 
gato callejero embelesado con la luz de la luna, 
a la que amorosamente maulla , reviviré de nuevo este mismo día. 
Ya no se difieren en nada, es todo un esperar el ciclo lunar, 
en el que por unos minutos cerrar los ojos y soñar.
Escucho entonces el tic-tac de mi reloj sonar de nuevo, cruel castigo el pasar del tiempo 
cuando tan a tu lado me siento y más cruel aún su trote sobre mí, el resto de su pasar, 
al comprobar que nunca llega ese momento en el que sabré de tí de nuevo.
Qué más da el trotar del tiempo.?
Es inexorable su paso; ante tal ímpetu arrollador bajo sus cascos, nada se puede hacer, aunque intento a a cada momento plantarle cara cruzandome delante,
soy pisoteado...  86.400 veces al día.


M.B2013